China y la reforma del mecanismo para el tipo de cambio (Segunda parte)

En enero de este año publicamos una entrada titulada Reforma del mecanismo para el tipo de cambio. Panorama actual, donde tratamos el tema relacionado con la necesidad en China de una reforma financiera, especialmente una reforma del mecanismo para el tipo de cambio, con el fin frenar la inflación y la burbuja de activos.

Este tema ha seguido entre los más comentados en los diferentes medios, incluida la revista EURObiz, que dedicó su edición de Mayo/Junio al mismo. En varios artículos de esta edición de EURObiz se hace hincapié en la necesidad de una reforma en el sistema financiero chino.

Como introducción al tópico, Mr. Cucino, Presidente de la Cámara de Comercio de la Unión Europea en China, explica como desde la crisis financiera comenzada en 2008, el sistema financiero chino se ha mantenido en una aparente relativa estabilidad en comparación con sus contrapartes de Europa y Estados Unidos. Esta aparente fortaleza del sistema financiero chino, comenta, es al mismo tiempo su mayor debilidad.

Retomando el tema

Primeramente, y como ya explicamos en la entrada anterior, recordemos que el sistema financiero chino actual se caracteriza por la abundancia de liquidez debido a:

  • grandes depósitos de ahorro doméstico generados por las cuentas de capital; y
  • grandes entradas asociadas con excedentes de pago y la intervención del estado en el tipo de cambio.

Estas características nos muestran que el sistema financiero chino, a pesar de los cambios ocurridos desde la década del 80, continúa estructuralmente vinculado con el Estado. No obstante, la necesidad del cambio se empieza a reconocer ya por el más alto nivel del Gobierno chino, siendo en estos momentos una de las prioridades del Consejo de Estado.

Cambiar el sistema siempre implica riesgos

Para prevenir la salida excesiva de dinero, según explica Murtaza, Deputy Resident Representative del FMI en China, en un artículo publicado en la propia revista EURObiz, el Banco de China aplica medidas de control tales como:

  • limitar el crédito bancario;
  • aumentar las reservas de los bancos;
  • altas tasas de interés; y
  • préstamos y depósitos con bajos costos con el objetivo de proteger los margenes bancarios y subsidiar la intervención del cambio de moneda extranjera.

Estas medidas han sido hasta el momento satisfactorias. Sin embargo, continua exponiendo el artículo, existen dos razones principales que justifican una reforma del sistema financiero a pesar de esta estabilidad. La primera de ellas es que, el excesivo control sobre los créditos crea un enorme incentivo en los bancos de buscar otras formas de préstamo. La segunda, que este sistema financiero perpetua el crecimiento desbalanceado de China, deprimiendo el valor del capital y las tasas de interés.

La experiencia internacional muestra que muchos países que han tratado de liberalizar sus sistemas financieros han perdido finalmente el control sobre los agregados monetarios. Sin embargo, otros como Canadá, Bélgica y Australia han logrado controlar este riesgo dando tres importantes pasos:

  • eliminar el exceso de liquidez y asegurar las condiciones monetarias desde el principio para lograr una tasa de interés real;
  • una política monetaria lo suficientemente independiente para resguardarse del exceso de crédito; y
  • actualizaron las regulaciones y supervisiones de forma temprana y asertiva.

¿Que estrategias deberá contener la reforma?

El estudio continua haciendo un resumen de los pasos lógicos que debe contener la reforma para lograr eliminar los diferentes riesgos y llegar a un resultado satisfactorio.

Entre ellos destacan como primera opción el permitir que el mercado determine los precios, especialmente el tipo de cambio, en vías de eliminar los influjos de liquidez. Al propio tiempo el exceso de liquidez deberá ser absorbido por emisiones del Banco Central y movidos al lugar donde las tasas de interés, y no el control, liberen el mercado crediticio.

Como segunda estrategia se debe adoptar una nueva política monetaria debido a que, al volverse flexible el tipo de cambio, los agregados monetarios se volverán más inestables.

Seguidamente la reforma deberá contemplar la retirada de las garantías a las instituciones financieras y sustituirlas a su vez por un esquema de seguro de depósitos. Esto promoverá la conciencia del riesgo y evitará la percepción de que la inversión está garantizada.

El programa de reforma deberá prever, además, el mantener actualizado el sistema de regulaciones y supervisiones, y realizar un monitoreo constante a fin de identificar vulnerabilidades macro financieras, especialmente en aquellos sectores que puedan representar un riesgo para la calidad del crédito.

El siguiente paso deberá ser la liberalización de las tasas de interés. Esto conllevará a una flexibilización y aumento de las tasas de depósitos, con lo que se reducirá las regulaciones arbitrarias que favorecen hoy en día otros productos financieros por encima de los depósitos bancarios.

La reforma deberá incluir el desarrollo de un mercado de capitales que promueva alternativas ante el actual sistema basado en la intermediación de los bancos.

Por último, la total liberalización de la cuenta de capital. Este paso, representando un sistema monetario más sólido, le permitirá a China no solo una buena posición sino además permitirá internacionalizar el renminbi, convirtiéndolo en una moneda de fácil uso en el comercio internacional.

Según Murtaza, “si se hace bien, la liberalización financiera podría ser la próxima gran ola de reformas que China necesita para desencadenar una nueva ronda de aumentos de la productividad. podría ser tan importante como la reforma de las empresas de propiedad estatal de la década de 1990, sentando las bases para un crecimiento continuo en las próximas décadas y para el cumplimiento de la promesa del Sueño China“.

Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>