Adaptarse al cambio al estilo de Spencer Johnson

¿Quién mo ió mi Mercado?

Porque todos nosotros compartimos algo en común… una necesidad de encontrar nuestro camino en el laberinto… y tener éxito en tiempos cambiantes…

En su libro Who Moved My Cheese, Spencer Johnson explica como adaptarse al cambio no es algo que todos logramos con la misma rapidez. Las personas, y con ellas las empresas, se resisten al cambio muchas veces por miedo de abandonar su zona de comodidad. Es por esto que vemos empresas que llevan años funcionando y siguen teniendo el mismo éxito a fuerza de renovar estrategias de mercado, y otras que en poco tiempo no son recordadas.

El cambio está ocurriendo… Ellos siguen moviendo el queso…

Desde hace años, la globalización solo se había puesto de manifiesto en China en su fase de país productor. Sin embargo, toda vez ha superado el retraso tecnológico, entra en el proceso de globalización con una nueva cara. Es así que en el escenario mundial actual se nos presenta como:

  • público objetivo para las empresas extranjeras, representado por el nuevo consumidor chino; y
  • competencia a nivel internacional, representado por las empresas chinas.

Todo esto ocurre en medio de una situación económica mundial, que no sólo ha afectado a Estados Unidos y países de la Unión Europea, sino también a la propia China, considerada el “motor de la economía mundial”.

Debido a esta situación los medios hablan de:

  • “relocación de la producción”, pasando del continente asiático a otros países con mercados tradicionales; y
  • “aumento del consumo en China”, dando lugar a que los comerciantes de diferentes países piensen en venderle a China, en lugar de comprar en China.

Anticípate al cambio… Huele el queso con frecuencia para que sepas cuando se está poniendo viejo…

Sobre la necesidad de relocar la producción se habla mucho últimamente. Pero, como hemos visto en otros posts, no se trata de “un debate de off-shoring vs. on-shoring”. No es, simplemente, mover la producción de un lugar a otro. Se necesita analizar el mercado, las condiciones propias de cada negocio, los clientes y donde se localizan, y luego decidir si nos movemos fuera de China o no.

Aunque para algunas empresas podría resultar acertado salirse de China, con un considerable ahorro en:

  • fletes,
  • viajes períodicos, y
  • otros gastos asociados.

Y posiblemente ganen en aumento de la calidad de la producción. Para otras, cuyo nicho de mercado se encuentre en el propio gigante asiático no sería la solución más indicada.

Lo acertado, ciertamente, es mantenerse observando el mercado y estar preparados para los cambios. No podemos “quitarnos las zapatillas de correr” solo porque ahora “tenemos queso”. Hay que estar listos para salir a buscar “queso nuevo” porque, incluso en una China de lento crecimiento económico, el poder adquisitivo de los consumidores se ha disparado.

Adáptate al cambio con rapidez… mientras más rápido te deshagas del queso viejo, más pronto podrás disfrutar del queso nuevo…

La China de hoy aún cuenta con un componente rural que representa cerca del 50% de la población total. Esta población tiene ingresos mensuales de menos de USD50.00 por lo que su poder adquisitivo no es alto y se limita a la subsistencia. Está situación cambiará en los próximos años, donde se espera que el 20% de la población urbana sea producto de una primera generación de emigración rural.

En general siempre se ha dicho que el consumidor chino está enfocado al precio y es nacionalista, pero el estudio anual presentado por la consultora McKinsey en 2012 asegura que el nuevo consumidor chino, cuyo objetivo es diferenciarse, es:

  • más auto indulgente en sus compras;
  • más individualista en sus deseos y necesidades; y
  • más leales a sus marcas favoritas.

El estudio afirma que cada vez aumenta más la división entre estos nuevos consumidores y la amplia masa de consumidores que se encuentran en una etapa inicial de satisfacción de necesidades. Pero el hecho de que aún queden cientos de consumidores en esta etapa inicial se traduce en que el mercado puede ofrecer una gran demanda en las décadas que sigan.

La transición del crecimiento impulsado por la inversión al crecimiento impulsado por el consumo tiene relación directa con:

  • la continua y rápida urbanización;
  • el impulso del gobierno a la seguridad social y el consumo privado; y
  • las reformas en el sector financiero e industrial, que permiten la formación de nuevos empleos en el sector de servicios y un aumento de los ingresos.

La comprensión y respuesta a estos cambios será decisiva para las empresas que deseen mantenerse en el mercado chino.

Disfruta el cambio… Saborea la aventura y disfruta el sabor del queso nuevo…

El cambio que China está dando, pasando de una posición de productor-exportador a consumidor-importador, nos obliga a adaptar las estrategias utilizadas hasta el momento. Es necesario conocer al nuevo consumidor chino, y saber de los 1350 millones de potenciales clientes, cuál será a corto plazo el mercado real para las empresas extranjeras.

Se puede decir que las empresas extranjeras, al competir con las empresas chinas, tienen ventajas en algunas categorías como la electrónica, pero en otras como los alimentos o el cuidado personal, el reto es diferente. Aunque tambiés es importante destacar que esta tendencia está cambiando con la edad de los consumidores. Los consumidores más jóvenes prefieren las marcas extranjeras incluso en los alimentos.

En su informe Meet the 2020 consumer, la consultora McKinsey expone algunas estrategias que podrían ser tomadas por las empresas extranjeras con el objetivo de competir con las empresas chinas y asegurarse un segmento del mercado:

  1. Aprovechar el hecho de que China cuenta con el mayor número de consumidores a lo largo del mundo, y valorarla como un banco de pruebas para productos y estrategias de mercado;
  2. considerar las diferentes regiones de China como países independientes, debido a sus diferencias demográficas, y dar más poder de decisión a las divisiones regionales; y
  3. presentar propuestas de valor más nítidas para cada segmento de mercado, diferenciándose de los competidores y asegurando que se ha entendido y atendido el segmento seleccionado.

Prepárate para cambiar rapidamente y disfruta el cambio nuevamente… Ellos continúan moviendo el queso…

Entender la sociedad y los cambios demográficos que están moldeando el nuevo consumidor chino y la forma en que ellos gastan el dinero es un reto al que se deben enfrentar las empresas para mantenerse competitivas. El reto radica no sólo en el ritmo de crecimiento y los cambios que ocurren en la forma de vida en China, sino también en las grandes diferencias económicas y demográficas de este país.

Invertir en la recopilación de las opiniones del consumidor, saber gestionar adecuadamente la experiencia de estos, además de una  continua evaluación de los puntos fuertes de la empresa, revelarán la mejor propuesta de valor para cada segmento de mercado.

Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>